Rodaje ‘Sin aliento’ de Tudor Giurgiu

Este mes de noviembre he podido disfrutar de una jornada de rodaje gracias a Tudor Giurgiu en su película ‘Sin aliento’ una coproducción rumano-española con un reparto de lujo. Cuando me llamó mi representante para el casting fue más que un subidón fue esa oportunidad que siempre estamos esperando. Los actores sabemos lo difícil de acceder a un casting y eso no podía desaprovecharse. He aprendido que en las pruebas solo depende de ti hacer lo que mejor sabes e ir con el texto aprendido y propuestas para la prueba, esto es lo que realmente depende de nosotros, hacer lo mejor posible con profesionalidad y respeto. El casting era para un personaje que paraba el coche del protagonista, era una secuencia y el rodaje sería de un día, lo que llamamos personaje de reparto.

Cuando llegué al casting fui recibido por Marichu la directora de casting, una pedazo de profesional amable, educada y con una capacidad de trabajo tremenda. Subimos y me presentó a Tudor del mismo talante que Marichu. La prueba se convirtió en una entrevista y el tono de la prueba fue relajado y divertido y ahí terminó la prueba con un hasta pronto y encantado de conocernos. Eso fue en Agosto y se me “olvidó” aquel casting hasta que me llamaron a primeros de Octubre y mi representante me dijo que tenía una sesión en la película con un “pequeño personaje”, personaje grande , – pensé para mi- y grande ha sido todo el proceso hasta que llegó el día de la grabación. El equipo de producción de la película mostró en todo momento facilidades, buen trato y solo tengo palabras agradecimiento. El rodaje fue de noche en Córdoba ciudad de una calidez y hermosura que te enamora. Como el cine que hace Tudor y todo el equipo de la película, cuando las cosas se hacen con sensibilidad y respeto, para el actor es mucho más fácil relajarse y hacer su trabajo.

Lo que vi de la preparación de la secuencia fue de  gran inteligencia, al leer la separata no me imaginé que la plantease así. Sencilla y rápida, igual que las indicaciones que nos planteó a los actores Tudor: sencillas y concretas. Ahora deseando que llegue el día del estreno para ver esta película que tan buena pinta tiene, siempre digo que me van a cortar la secuencia en la que salgo o que saldré de espaldas, es algo que no me molesta si el guión y el ritmo de la película o serie lo necesita, yo ya hice un trabajo del que me siento más que satisfecho y sobre todo me dio ese “subidón” del que arriba decía tan necesario para los momentos de “bajón” que tantas veces nos acompañan a los actores y con los que tenemos que empezar a gestionar sin ansiedad.